La Rosa y el Principito

Al final me haré muy pesado pero explicar cosas utilizando las metáforas es aún recurso muy extendido  y que a los que queremos dar a entender o expresar cosas las utilizamos a media. Pienso que el Libro por excelencia es el Principito. Ya puse algún fragmento de este maravilloso libro.

¿Porqué me he vuelto a acordar de él?  .. por algún comentario que me han hecho últimamente …

Bé, com vulguis, no et perdis tant …..però som la Rosa  i el petit principe 😉

La verdad .. me hizo reflexionar… de nuevo .. pero….. que es la Rosa y el Principito.. que representan entre ellos…

El Principito: personaje principal del libro, toda la historia está basada en él. Es un niño que viaja de planeta en planeta haciendo preguntas que se dan por hechas, y que no interesan a nadie. Vive en un pequeño planeta que podríamos identificar no como un planeta, sino como su propia vida, así el resto de planetas que visita son en realidad las vidas de otras personas que conoce. El hecho de que su planeta sea tan pequeño viene a decirnos que tiene mucho por vivir y aprender. ((Lo esencial es invisible a los ojos))

Realmente los planetas simbolizan las vidas de sus habitantes, así, el asteroide B 612, planeta del pequeño príncipe representa su propia vida y debe abandonarlo para encontrarse con su nueva vida, con aquella que le hace ir convirtiéndose en adulto y abandonar la inocencia de su rica infancia. Su marcha viene a decir que, como es un niño lo ignora todo y debe comenzar su recorrido por el mundo (los otros planetas) para crecer y aprender todo aquello que un niño ignora cuando se adentra en la fría realidad de los adultos.

207

La Rosa: personaje que nos pone de manifiesto el amor del principito. La Rosa en realidad no es una flor cualquiera, es su amor y como cualquier amor se tiene que cultivar y cuidar, es espléndida, es magnífica entre otras muchas, es única en su «planeta». Ha habido otras, pero esta es la que ha «florecido» y perdura, es la metáfora de la mujer que ama, que se ha quedado para siempre en su corazón. Bonita, huele bien, perfecta y, al mismo tiempo, llena de imperfecciones.

Es frágil, hay que cuidarla, mimarla, estar siempre atento; además es orgullosa, es vanidosa, egoísta y mentirosa. La Rosa representa el orgullo, la vanidad, al creerse única y perfecta; es el reproche y la exigencia que encadena al príncipe (a otros) a satisfacer sus caprichos y deseos por disparatados que sean para hacerla feliz, pero nunca aprecia los esfuerzos ajenos por hacerla feliz, por demostrarle su amor incondicional, pues ella sólo percibe en los gestos de afecto, muestras de más y más necesidad por satisfacer, sólo reproche por tener que estar siempre pidiendo sin recibir cuanto desea sin necesidad de expresarlo previamente.

Representa la sumisión del príncipe a sus antojos y con ello, la necesidad de autoafirmación del príncipe al tener que tomar la decisión de abandonarla para no perderse a sí mismo ante sus inagotables reclamos y exigencias. Luego, también viene a poner de manifiesto su necesidad tomar decisiones para mantener la dignidad y el orgullo personal sin perderse, sin ceder ante los demás, a pesar de la duda el temor y la confusión que puede sentir en un momento concreto, pero al final, prevalece el orgullo y el amor propio antes que el amor a alguien que manipula en pro de sus propios deseos sin tener en cuenta los esfuerzos y necesidades ajenas.

Personaliza la mentira, cuando es capaz de toser para llamar la atención del niño sometiéndole al “chantaje emocional“; “La rosa tosió varias veces con el fin de asustar al Principito y que le cumpliera todos sus caprichos”.

Aun así es su flor, única entre otras. Pone de manifiesto la inocencia del principito, su inexperiencia. Responsable de la huida del principito por crearle una gran confusión con su forma de hacer o decir las cosas.

Y que hablan entre ellos ….

Y cuando regó por última vez la flor y se dispuso a ponerla al abrigo del fanal, sintió ganas de llorar.
-Adiós -le dijo a la flor. Esta no respondió. ( asumo que el dolor la embargaba,…)
-Adiós -repitió el principito.
La flor tosió, pero no porque estuviera resfriada.
-He sido una tonta -le dijo al fin la flor-. Perdóname. Procura ser feliz.

……

Para el querido Zorro ser domesticado era la expresión del amor.

Y para el Principito ese secreto estaba en esas pequeñas grandes cosas que hacía por su rosa: abrigarla por las noches con el biombo, cuidarla de las corrientes aire, matar esas molestas orugas, excepto esas tres que se hicieron mariposas…

 El había sido domesticado por su vanidosa Rosa que era tan frágil y orgullosa, a pesar de sus espinas.

 Y el mismo zorro le regaló el secreto que fue revelación para él: “No se ve bien sino con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos…el tiempo que perdiste por tu rosa hace que ella sea tan importante”.

Entonces comprendió que su rosa era única en el Universo y que la amaba profundamente, por todo lo que era, a pesar de sus defectos.

Hoy tenemos que ser como el Principito y aprender a mirar corderos durmiendo en cajas y amar a la flor de todos los días……

Las descripciones estan copiadas de un post

http://www.taringa.net/comunidades/losamigosdejhonny/6741419/El-principito-y-sus-metaforas.html

Me encanta.. Saint-Exupéry… yo también tengo mi rosa.

FB2

El principito
El principito es una novela corta y la obra más famosa del escritor y aviador francés Antoine de Saint-Exupéry.
Idioma originalIdioma francés
GénerosNovela, Novela corta, Literatura infantil, Ficción especulativa
A16

Deja un comentario