Lago Constanza 2015: Día 1de Konstanz a Stein am Rhein

Un verano más…. que puedo decir que hemos hecho algo diferente, algo especial para mi tetes. Este año tocaba bicicleta, sólo y con ellos. Después de mi experiencia en la transatlántica empalmaba con una ruta con mis tetes. He de decir que son las personas más maravillosas que tengo en mi vida, y lo digo claro y repito, que tengo, por eso sólo puedo dar las  gracias…. a quien sea… por tenerlos a ellos y por ser como son y gracias a ellos estas  vacaciones  han sido inolvidables….y no un martirio.

Tengo la extraña sensación, espero que equivocada, que serán de las pocas que haremos, así, juntos, de este rollo. Evolucionan como personas, necesitan independencia, crecer y supongo que ya no necesitarán de mi compañía de esta forma. Supongo y espero que de otra.  Este es un nuevo reto que debo afrontar en mi vida, rehacerla, sabiendo que ellos crecen y siguen su camino, que ya no me necesitan de la misma forma.

SAMSUNG CAMERA PICTURES

De todas formas estas  vacaciones empezaron bajo sospecha e intuición, motivos X que ya venía arrastrando… desde hacía tiempo y ……… se confirmaron durante la ruta. De hecho empezaron como ya intuía en la Transatlántica. Mi primera etapa tiene el título, como el del libro… de Gabriel…. Crónica…… y lo sabía.

La intuición y ese sexto sentido que a veces las personas tenemos,  podían poner en riesgo este último tramo de  vacaciones. Mi cabeza es un hervidero, ya tuve bastante con mi peregrinación de principios de mes… demasiado pensar y poco actuar, pero  suerte que mis tetes han estado conmigo y me ayudaron. Gracias ¡¡¡Papa no pensis¡¡¡¡¡

cover

Vamos a la ruta… lo otro… ya no tiene remedio… es tan sólo tiempo y suerte.

La ruta se estructuró en cinco etapas. El trazado cubría casi por completo el lago Constanza, menos un trozo del norte. Transitábamos por los tres países que bordean el lago , Alemania, Austria y Suiza. La ruta empezó en Constanza, desde el hotel. El día anterior ya habíamos ido a recoger las bicicletas a la agencia que, junto con la primera caminata hasta el hotel, podríamos decir que se convirtió en  una etapa prólogo. La organización y la logística del viaje perfecta¡¡¡¡ Bicicletas casi nuevas, con bolsas Ortileb, impermeables, con cámara de recambio, herramientas y hasta un pequeño botiquín.

La guía o Roadbook super bien montada, con un mapa grande bien detallado , plastificado para la lluvia y un book, muy bien explicado punto por punto que debíamos hacer. Quizás lo peor explicado era cómo encontrar los hoteles. No era fácil, todo en alemán y no muy bien explicado. La guía estaba personalizada a nuestro nombre y en castellano pero en líneas generales perfecto.

IMG_2819

La tónica general de las etapas era, almorzar bien, pedalear hasta mediodía, buscar algún super para comprar comida o algún sitio barato donde comer…. descansar un poco… pedalear hasta destino. Llegar al hotel, duchas, descanso… visita cultural y cenar… entre medio partidista de cartas y risas, muchas risas.

Era un sin fin de paradas , siempre para alucinar con las vistas, para hacer fotos, para disfrutar del paisaje, de la compañía, de las casas con flores …… hice muchas muchas fotos… pero más tengo grabadas en mi retina.

Día 1 De Konstanz a Stein am Rhein.

Captura de pantalla 2015-08-24 a las 15.01.16

El primer día quizás el más extraño, un poco con mal cuerpo, y desorientado… no conseguía encontrar el camino. No era fácil, no estaba muy bien explicado, tampoco sabíamos exactamente que señalización seguir, era la ciudad y el carril bici se combinaba con carreteras… la verdad me estresé un poco. Paro técnico, respirar fondo, no pensar, revisión del mapa… y encarar bien la ruta.

SAMSUNG CAMERA PICTURES

Al final ,…… dando un pequeño rodeo encontramos la ruta. Cogimos  los carriles bici hasta llegar a la Isla Reichenau, una isla muy cercana a Constanza que destaca por el buen clima. Las hortalizas y verduras crecen a sus anchas y las flores arbustos embellecen la isla de forma armónica. De ahí seguimos la senda del lago, en paralelo por rutas que bordaban el río hasta llegar a la población de Stein an Rhein, que ya es suiza.

SAMSUNG CAMERA PICTURES

SAMSUNG CAMERA PICTURES

SAMSUNG CAMERA PICTURES

Un pueblo increíble, super bien conservado, que da gusto pasear y admirar sus edificios y sobre todo mosaicos en las fachadas.

La noche en un hotel típico de la zona, con comida alemana incluida

Deja un comentario