Fruta de la pasión

A quien le gusta la fruta siempre disfruta cuando se come una pieza que esté sabrosa, que esté en su punto. Da igual que sea madura o quizás un poco verde, que sea blanda o de textura dura, da igual que sea grande o pequeña, que tenga la piel áspera o suave y terciopelada, da igual si es tu fruta, como a ti te gusta y la disfrutas.

Enamorarse de alguien es un proceso similar, si encuentras a la persona adecuada cuando la besas es como un mordisco gratificante de esa fruta que tanto te gusta. Es igual que sea baja o que sea alta, morena o rubia, mayor o más joven si  es ella.

¿Por qué cuesta mucho encontrar fruta adecuada? Quizás esa  fruta ya tiene un tiempo, podría estar algo  marchita, sin gusto, o quizás sin color. Quizás la han tenido en condiciones que no son las ideales o,  la recogieron del árbol sin dejarla madurar. Algunas en cambio parecen lo más bonito que has visto nunca, brillantes ,  hermosas, coloridas y carnosas pero,  las pruebas y son insípidas. Es toda fachada. Las enlustran para parecer algo que nunca serán, al menos para ti, para tus gustos.

¿Por qué cuesta tanto encontrar a una persona de quien enamorarte? A la edad que tenemos y en momento en que vivimos son  muchas las personas que están  sin pareja. A muchas de esas personas si les preguntas si querrían enamorarse, como si fuese la primera vez y te asisten con una si tan rotundo que no deja duda alguna. Si vas por los huertos del seños te encuentras personas majas, al menos de desde fuera pero al morderlas… cogiendo el símil de la fruta, son insípidas, no te dicen nada a los sentidos, no disfrutas de ella. Los gajos están secos e incluso tienen gusanos.

También se habla de la media naranja, de tu media naranja…. Como si faltase un trozo. Nadie va a la tienda a comprar media naranja. Yo quiero mi naranja entera para saborearla. Yo quiero a mi persona entera, no quiero la mitad. Oye porque una naranja… no podría ser un limón o una manzana…es que yo soy la pera… siempre exigiendo.

Tengo la sensación, y espero equivocarme que las frutas sabrosas cuestan de encontrar, quizás es por que ya no lo son, o porque quizás mi gusto ha cambiado. Busco esa primera fruta que saboreé la promesa vez. Está claro …. Que por mucho que cueste.. de momento no me planteo una macedonia como alternativa.

Seguro que alguna , quizás exótica probaré y disfrutaré. También pudo buscar otras alternativas tan sabrosas como la fruta… un buen pastelito o bombón podría ser. No se creo que de momento estoy saciado. No me ha gustado morder esos gajos que no me dicen nada. Si sigo así bien seguro llegaré al final de la comida.. y no querré postre.

Bueno si tarda mucho simpre podré apuntarme a los frutos secos ( vaginesil¡¡¡)

One thought on “Fruta de la pasión

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.